Se ha copiado la url

Semillas de girasol: ¿cuáles son sus beneficios y cómo se consume?

Si bien son altas en calorías, tiene un alto aporte en micronutrientes como las vitaminas B y E, antioxidantes y sales minerales (hierro, zinc, magnesio, entre otros). 

Miércoles 29 de Enero, 2020
Loading...
Semillas de girasol: ¿cuáles son sus beneficios y cómo se consume?
(Foto: iStock)
1 de 3

Las semillas de girasol, también llamadas pipas,se encuentran el el centro de la flor, y se caracteriza por tener una cubierta generalmente oscura con rayas blancas a lo largas. Estas son apreciadas por sus propiedades nutricionales, 100 gramos contienen:


Calorías: 584 kcal


Hidratos de carbono: 20 g


Grasas: 51,46 g, de las cuales: saturado 4,45 g, monoinsaturado 18,52 g, Poliinsaturado 23,13 g


Proteínas: 20,78 g.


Vitamina B1 (Tiamina): 1.48 mg.


Vitamina B2 (Riboflavina): 0.355 mg.


Vitamina B3 o Vitamina PP: 8.335 mg.


Vitamina B9: 227 μg.


Vitamina J o colina: 55.1 mg.


Vitamina C: 1.4 mg.


Vitamina E: 35.17 mg.


Calcio: 78 mg.


Magnesio: 325 mg.


Hierro: 5.25 mg.


Fósforo: 660 mg.


Potasio: 645 mg.


Sodio: 9 mg.


Zinc: 5 mg.


Por ello su consumo moderado es beneficioso para la salud de las personas. A continuación, detallaremos algunos:


1. Mejoran el estado de ánimo


Las semillas de girasol son ricas en proteínas, que contienen aminoácidos, entre ellos el triptófano. El triptófano es precursor de la serotonina, un neurotransmisor que, en niveles bajos, se asocia a la depresión y la obsesión.


Las investigaciones parecen indicar que el triptófano puede ayudar a mejorar los síntomas del estado de ánimo en las mujeres con síndrome premenstrual, así como ayudar a las personas con depresión. Ahora bien, es necesario consumir este producto junto a alimentos ricos en carbohidratos para mejorar la absorción, pues otros aminoácidos pueden competir con el triptófano para el transporte al cerebro.


Además, de ser beneficioso sobre el estrés, y lo mismo ocurre a la hora de conciliar el sueño. El triptófano, el aminoácido que participa en la síntesis de serotonina, también es esencial en la síntesis de melatonina, una hormona que regula el sueño.


Sin embargo, los carbohidratos pueden desviar estos aminoácidos y ayudar a aumentar los niveles de triptófano en el cerebro.


2. Son excelentes para los deportistas


Gracias a que contienen mucho potasio y magnesio, las semillas de girasol son perfectas para aquellas personas que realizan esfuerzos físicos constantes, como los deportistas o aquellos que practican algún deporte por hobby. 


3. Ayudan a controlar el peso


El triptófano, presente en estas semillas, ayuda a controlar el peso porque permite regular el apetito. Por tanto, es considerado un alimento saciable.


Las pipas también contienen ácido clorogénico y algunas evidencias científicas sugieren que este componente puede ser útil para la pérdida de peso. Además, este alimento es rico en grasas saludables que también son ideales para perder grasa.


4. Favorecen el funcionamiento cerebral


El magnesio y el fósforo que tienen las semillas de girasol son buenos para el cerebro. Si tienes que estudiar para un examen, te ayudarán a concentrarte y mejorar tu memoria.


5. Mejorar la salud cardiovascular


Las semillas de girasol tienen la capacidad de reducir los problemas circulatorios, cardiacos y cardiovasculares, por lo que es recomendable consumirlas para prevenir algún infarto.


Debido a que tienen nutrientes que pueden ayudar a mantener su corazón sano, pues son una gran fuente grasas saludables y fitoesteroles beneficiosos. Las grasas ayudan a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, y junto a los fitoesteroles, disminuyen el colesterol malo.


6. Mejora la piel


La piel también se beneficia de este alimento, pues las pipas de girasol nos sirven como tratamiento para la belleza, ya que nutre y rejuvenece la dermis, por contener vitamina E, uno de los antioxidantes más potentes que existen. Evitan que ésta se seque. El aceite que las pipas mejora la hidratación formando una barrera protectora sobre la piel y evitando que la humedad escape.


Un estudio encontró que la aplicación de este aceite directamente sobre la piel, durante un periodo de cuatro semanas, preservó la integridad de la piel y mejoró hidratación.


7. Mejoran la salud del cabello


Las pipas tienen biotina, una vitamina B necesaria para metabolizar las grasas, los carbohidratos y las proteínas.


La ciencia afirma que la biotina puede ayudar a mejorar la salud del cabello, que está hecho de proteína. De hecho, los estudios en animales han llegado a la conclusión de que la introducción de las semillas de girasol en la dieta de los perros mejoró la salud de su pelo. Los estudios sugieren que comer semillas de girasol supone beneficios para el cabello de las personas.


8. Combaten las infecciones por hongos


Infecciones por hongos son bastante difíciles de tratar y además pueden volver a aparecer después del tratamiento. Pero las semillas de girasol podrían ser una arma secreta contra estas infecciones desagradables. Según un estudio, el 90.5% de las personas que aplicaron el aceite de girasol ozonizado dos veces al día durante tres meses consiguieron erradicar la infección por completo.


De toda la muestra, solamente el 2,8% de las personas que usaron este tratamiento experimentaron una recaída durante el año después de su tratamiento.


9. Previene los problemas de embarazo


Las semillas de girasol son una fuente rica de ácido fólico, una vitamina B que es requerida por nuestro organismo para la división celular y para hacer el material genético. Asimismo, es muy importante durante el embarazo.


Los niveles insuficientes de esta vitamina aumentan el riesgo de defectos del tubo neural y la espina bífida en el bebé e incrementan las probabilidades de bajo peso al nacer o de nacimiento prematuro. Por tanto, las mujeres embarazadas deben consumir estas semillas para que el bebé pueda formarse bien y goce de una buena salud.


10. Reducen la osteoporosis


Los expertos recomiendan comer semillas de girasol a las personas que sufren de descalcificación de los huesos, por su alto contenido de calcio.


Las semillas de girasol son muy versátiles en la cocina y se pueden usar para ensaladas, arroces, platos a base de verduras o sopas. Asimismo, son excelentes para usar en la preparación casera de pan u otros productos de panadería, como galletas saladas o palitos de pan caseros. También se pueden asar simplemente para un tentempié saludable o para el desayuno, tanto para adultos como para niños.



    Descarga Movistar Play aquí y disfruta de todo el contenido de #MovistarPlus.

    Añade tu comentario