Se ha copiado la url

Tráfico ilegal de animales es el tercer tipo de negocio ilícito del mundo

En el 2017, más de 10 mil animales de la fauna silvestre, entre vivos y muertos, fueron decomisados en el país

Lunes 10 de Diciembre, 2018
Loading...
Tráfico ilegal de animales es el tercer tipo de negocio ilícito del mundo
(Foto: iStock)
1 de 3

El Perú es un país caracterizado por una extensa y variada geografía que alberga una gran cantidad y diversidad de especies que engrandecen aún más la fama de esta zona de Latinoamérica, pero muchas de estas, como el oso hormiguero, el gato de los andes, el delfín rosado, el mono choro de cola amarilla, el oso andino, entre otros, se encuentran en peligro de extinción por la excesiva urbanización del territorio, la contaminación y por el comercio y la caza ilegal.

En el 2017, más de 10 mil animales de la fauna silvestre, entre vivos y muertos, fueron decomisados en el país, según cifras del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), los cuales habrían sido vendidos como mascotas o para ser usados en rituales chamánicos bajo la creencia de que sus partes tienen poderes curativos.

Holanda, Bélgica, Austria, Suiza, España, Francia, Alemania son algunos de los países en el continente europeo hasta donde llegan especies de la Amazonía peruana. En Asia destacan China, Japón y Singapur, entre otros. Y en Latinoamérica, las especies son llevadas a Ecuador, Colombia y Bolivia.

Las aves son las especies que más se comercializan, siendo más de 1800 especias peruanas las que se han convertido en uno de los preferidos para abastecer el mercado ilegal. Los reptiles son otra especie que se encuentra en los primero lugares de preferencia por este comercio ilícito, de los cuales se hace uso de colmillos, cráneo, pieles y garras.

Según la Transnational Crime and Developing World, el comercio ilegal de animales silvestres figura entre los diez primeros crímenes organizados transnacionales más lucrativos del mundo, junto con el narcotráfico, la falsificación, la trata de personas, entre otros.

Por otro lado, el “mascotismo” de animales silvestres, los cuales son sacados de su hábitat natural para ser adoptados como mascotas, causa un gran sufrimiento en los animales, además de grave impacto medioambiental y riesgos de salubridad para las personas.

Y es que el lugar ideal de los animales silvestres es su hábitat, que no puede ser reemplazada por entornos domésticos y/o artificiales a pesar de los cuidado que pueda recibir el animal, situación que se agrava cuando se tratan de ejemplares que al borde de la extinción, ya que en el proceso de transporte y venta mueren hasta el 80% de los animales capturados.

En el Perú, la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, determina que comprar y vender fauna silvestre de origen ilegal es un delito, el cual puede ser sancionado con la cárcel y con el pago de multas que son superiores a S/. 40 500.

Asimismo, la Ley de Protección y Bienestar Animal considera maltrato animal el uso de animales en actividades no compatibles con su comportamiento natural, así como la tenencia, captura, crianza, compra y venta de animales no definidos como de granja, el cual será sancionado con pena privativa de la libertad no menos de tres años ni mayor de cinco.

Además de las leyes mencionadas, el Gobierno Peruano viene realizando campañas de concientización, entre ellas ““Si compras eres cómplice(campana animalista), que desde el 2017 viene luchando contra tráfico ilegal de animales silvestres.

No compres animales silvestres y ayuda a acabar con este delito que cada día cobra la vida de miles de animales indefensos. Si eres testigo de este tipo de ilegal negocio ¡Denuncia! Y no te conviertas en cómplice.

Añade tu comentario