Se ha copiado la url

Trucos para que puedas relajarte en cualquier lugar

Martes 01 de Octubre, 2019
Loading...
Trucos para que puedas relajarte en cualquier lugar
(Foto: iStock)
1 de 3

El estrés es un conjunto de reacciones fisiológicas que se presentan cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa, producto de diversas situaciones en el ámbito laboral o personal. En las personas, el estrés puede ser físico (como tener una enfermedad), emocional (como sentir tristeza por la muerte de un ser querido) o psicológico (como sentir temor).

Según una encuesta de la Asociación Americana de Psicología, el 45% de los encuestados reportaron que su episodio de estrés se produjo por pasarse la noche entera despiertos durante el último mes. Y casi un tercio de las personas dijeron que el estrés los llevó a sentirse nerviosos/ansiosos, irritables/enojados o fatigados.

Y es que los niveles de estrés entre los adultos ha sido constante durante los últimos dos años (promediando un 4.8 en una escala de 1 a 10); sin embargo, en 2017. la gente sintió más los efectos del estrés que el año anterior.

Las mujeres la tienen un escenario difícil en este sentido, ya que desde que se empezó a hacer esta encuesta han reportado mayores niveles de estrés que los hombres, y en 2017, sus niveles aumentaron ligeramente, mientras que los de los hombres disminuyeron.

Por esta situación a alarmante, compartimos cinco ejercicios rápidos que puedes hacer en cualquier momento y lugar:

1. Enfócate en tu respiración

Cuando estamos relajados, estresados, emocionados o tenemos miedo, nuestros patrones de respiración cambian, así que tiene sentido que el proceso también funcione a la inversa. En otras palabras, la respiración pausada suele generar un sentimiento de calma. Otra ventaja de los ejercicios de respiración es que los puedes hacer en cualquier lugar y que son relativamente sutiles.

Una de las técnicas más comunes es la 4-7-8, un ejercicio desarrollado por el Dr. Andrew Weil, autor del libro Breathing: The Master Key to Self Healing. Para prepararte para este ejercicio, coloca la punta de la lengua en el paladar e intenta mantenerla ahí durante el ejercicio (para algunas personas es más fácil hacerlo si tienen los labios ligeramente fruncidos. Deja que tus labios se separen y exhala por completo.

Así es como debes empezar: Con tus labios cerrados, respira a través de la nariz durante cuatro segundos, mantén el aire dentro durante siete segundos, y luego, exhala durante ocho segundos. Repite este proceso tantas veces como necesites, ya que está hecho para aumentar tus niveles de oxígeno y reducir tu ritmo cardíaco.

2. Tensar y soltar

Independientemente de si sientes la tensión en los hombros, cuello o cualquier otra área de tu cuerpo, este ejercicio de tensar y soltar durante 10-15 minutos es una gran forma de relajarte. En tu escritorio, tensa sistemáticamente diferentes partes de tu cuerpo, manténlas así durante unos cuantos segundos, y luego suelta. Empieza con tus pies y ve subiendo hasta tu cuello y cara. Cada vez que sueltas un grupo de músculos, fíjate en la sensación.

3. Muévete

Intenta dar un paseo alrededor de tu oficina para soltar el estrés. La actividad física, aunque sea por un corto periodo de tiempo, mejora la producción cerebral de neurotransmisores positivos, mejor conocidos como endorfinas.

Hacer ejercicio de manera regular te ayuda a aclarar tu mente, mejora la calidad del sueño y disminuye los síntomas de la depresión y la ansiedad. Agendar una caminata de media hora a la mitad de tu día, entre tantas juntas y llamadas, puede sonarte imposible, pero según la Clínica Mayo, darte aunque sea un periodo de 10 minutos para caminar puede aportarte beneficios similares a una sesión larga de ejercicio.

Otro beneficio es que el ejercicio en forma de caminatas puede mejorar tus niveles de creatividad. De hecho, la gente que hace lluvia de ideas mientras camina en la caminadora tiene casi el doble de ideas creativas que sus compañeros.

4. Ten una playlist de relajación

Según un artículo publicado por la Biblioteca Pública de Ciencias, escuchar música antes de una situación estresante ayuda a la autonomía del sistema nervioso (responsable de nuestra respiración, ritmo cardiaco y digestión), haciendo que se recupere mucho más rápido de la sensación de estrés. Intenta crear tu propia playlist para desestresarte, o recurre a una de las que ya existen (por ejemplo, en Spotify hay playlists curadas como “Relax and Unwind”, “Nature Noise” o “Calm Down”).

5. Practica la gratitud

Uno de los mejores trucos contra el estrés de todos los tiempos es pensar en las cosas que agradeces. Agregar la gratitud a tu rutina diaria puede hacerse de muchas formas, pero cualquier que elijas te ayudará a disminuir los niveles de estrés y aumentar tu felicidad general. Investigaciones de la University College London sugieren que practicar la gratitud puede aumentar el optimismo y la calidad del sueño, así como disminuir la probabilidad de padecer presión alta. Intenta incorporar esta práctica a tu rutina diaria pensando en 5 o 10 cosas que agradeces, y hazlo justo cuando te despiertas o antes de dormir.

Fuente: Diario Gestión

Añade tu comentario