Se ha copiado la url

¿Una dieta vegana puede afectar la inteligencia de las personas?

Los alimentos de origen animal contienen nutrientes importantes para el desarrollo y buen funcionamiento del cuerpo, los cuales podrían ser sustituidos por suplementos. 

Martes 11 de Febrero, 2020
Loading...
¿Una dieta vegana puede afectar la inteligencia de las personas?
(Foto: iStock)
1 de 3

El cerebro consume alrededor del 20% de nuestras calorías diarias, lo cual representa solo el 2% de nuestro peso corporal; por ello, es indispensable tener una dieta variada que incluya grasas, aminoácidos, vitaminas y minerales para que este órgano, y otros de nuestro cuerpo, funcionen de manera correcta. 


Muchos de estos nutrientes se encuentran en alimentos de origen animal. Por este motivo, surge una interrogante en estos días: ¿las dietas veganas afectan o no la inteligencia de las personas? Y es que según las últimas estadísticas, se estima que alrededor de 375 millones de personas son veganas en nuestro planeta. 


En occidente, el veganismo se ha convertido una de las tendencias que está consiguiendo más adeptos. Solo en Estados Unidos se ha presentado un aumento del 600% entre el 2014 y 2017; mientras que, en India, las dietas sin carne han dominado la sociedad desde el siglo VI a.C. 


Ante esta situación, se ha generado una reciente preocupación por las brechas nutricionales en las dietas basadas en plantas, generando especulaciones como que pueden retrasar el desarrollo del cerebro y causar daños irreversibles al sistema nervioso. 


Por ejemplo, en 2016, la Sociedad Alemana de Nutrición llegó a la afirmación que para los niños, mujeres embarazadas o lactantes y adolescentes no es recomendable las dietas veganas. En algunos países, como Bélgica, forzar a los hijos a comer una dieta vegana puede llevar a pasar un tiempo en la cárcel. 


Así que para probar el impacto de retirar los productos animales de la dieta diaria, una investigación realizó un estudio con 555 escolares en Kenia, los cuales fueron alimentados con uno de tres tipos diferentes de sopas: con carne, con leche o con aceite, y otro que no recibió sopa durante siete periodos escolares. 


Todo los niños eran vegetarianos al comienzo del estudio. Sorprendentemente, los niños que recibieron la sopa que contenía carne cada día parecían tener una ventaja significativa, superando sí al final del estudio a todos los demás niños en una prueba de razonamiento no verbal. 


Sin embargo, los que recibieron sopa con aceite, también fueron los mejores en una prueba de habilidad aritmética. Si bien no hay más estudios l respecto, es necesario verificar si el veganismo está frenando el desarrollo mental del algunas personas. 


Y es que hay varios nutrientes cerebrales importantes que no existen en planta y hongos como la creatina, carnosina, taurina, EPA y DHA omega-3 (el tercer tipo se puede encontrar en las plantas), el hierro hemo y las vitaminas B12 y D3 generalmente solo se encuentran naturalmente en alimentos derivados de productos animales, aunque pueden sintetizarse en el laboratorio o ser extraídos de fuentes no animales como algas, bacterias o líquenes, y agregado a suplementos.


Otros se encuentran en alimentos veganos, pero solo en pequeñas cantidades como la vitamina B6 que se encuentran en fuentes vegetales como la papa. 


Y aunque el cuerpo puede producir algunos de estos compuestos cerebrales vitales a partir de otros ingredientes en nuestras dietas, esta capacidad generalmente no es suficiente para compensar estas grietas en la dieta.


Por esta razón, se ha demostrado que los vegetariano y veganos tienen cantidades más bajas de estos nutrientes en sus cuerpos, lo cual ha causado un misterio sobre las consecuencias de la deficiencia de estos en su vida. 


“Creo que el hecho de que se están popularizando las dietas basadas en plantas está teniendo algunas repercusiones reales”, dice Taylor Wallace, científico experto en alimentos y CEO de la firma de consultoría de nutrición Think Healthy Group.


Si bien el especialista no asume que haya algo malo inherente en el consumo de plantas, si precisa que “no cree que se esté educando a la gente lo suficientes sobre los nutrientes que se derivan principalmente de los productos animales”. 


En este sentido, uno de los desafíos más conocidos para los veganos es obtener suficiente vitamina B12, el cual está directamente relacionado al coeficiente mental, que solo se encuentra en productos de origen animal como los huevos y la carne. 


Otro nutriente que escasea en la dieta vegana es el hierro, el cual desempeña un papel destacado en el desarrollo del cerebro y es esencial para mantener el órgano sano durante toda la vida. Y a pesar de que el 80% de personas en nuestro planeta padecen de deficiencia de hierro, son los veganos particularmente más propensos, porque el tipo de hiero que el cuerpo absorbe más fácilmente se encuentra en proteínas animales. 


Otras deficiencias comunes entre los veganos incluyen D3, omega-3, selenio, ácido fólico y yodo. Aunque el cuerpo puede producir D3 cuando la piel está expuesta a la luz solar, esto no compensa el faltante en las dietas de las personos con una dieta de restricción de carnes y productos animales. 


Ahora bien, si bien muchos de estos nutrientes se pueden consumir en suplementos, hay algunos que son tan poco conocidos que por desconocimiento no se consumen. Tal es el caso de la taurina, aminoácido presente en las carne y mariscos, abundante en el cerebro humana , donde se cree que se apuntalan varios procesos importantes, como la regulación del número de neuronas. 


Los veganos tienden a tener menos taurina en sus cuerpos. Nadie ha investigado aún cómo esto podría estar afectando sus capacidades cognitivas, pero según lo que sabemos sobre su papel en el cerebro, los veganos deberían tomar tabletas de taurina, señala ang-Yen Wu, científico biomédico de la Florida Atlantic University. 


Por este motivo, “las personas pueden presentar deficiencias cuando restringen sus dietas, porque las verduras no tienen taurina”, precisa el investigador. 


Asimismo hay otras sustancias como la colina: en el cerebro se usa para producir acetilcolina, que participa en una serie de tareas, incluida la transmisión de mensajes entre las células nerviosas, o la creatina, una sustancia blanca y en polvo que a menudo se encuentra en los batidos de fitness, cuya función natural en el cuerpo es suministrar energía a nuestras células, importante para el cerebro ya que su ingesta proporciona una variedad de beneficios, como una mejor memoria de reconocimiento y menor fatiga mental. 


Si bien los estudios no determinan que las dietas veganas sean malas para la salud, si caen en la conclusión que hay que informarse sobre los nutrientes que faltan cuando se deja de comer productos animales, para poder incluir complementos alimenticios acorde a esa forma de vida a la dieta vegana.  


Descarga Movistar Play aquí y disfruta de todo el contenido de #MovistarPlus.


Fuente: BBC Mundo

Añade tu comentario