Se ha copiado la url

Ximena en Casa: Esta es la receta de queque de peras y chancaca

Viernes 13 de Diciembre, 2019
Loading...
Ximena en Casa: Esta es la receta de queque de peras y chancaca
(Foto: Archivo)
1 de 3

Con la llegada de las fiestas navideñas y de fin de año, uno de los mejores regalos que llevar a una reunión con la familia o amigos es un postre. Por ello, Ximena Llosa nos enseña a preparar un delicioso queque.

Ingredientes:

Queque

4 huevos
140 gramos de chancaca derretida (concentrada)
270 gramos de azúcar rubia
120 gramos de aceite vegetal
420 gramos de zanahoria rallado finito
360 gramos de harina sin preparar
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 de cucharadita de clavo de olor molido
1/2 cucharadita de jengibre molido
15 gramos de polvo de hornear
5 gramos de bicarbonato
1 pizca de sal

Peras acarameladas

1/2 taza de azúcar blanca
1/2 cucharada de mantequilla
6 peras
Canela en polvo a gusto
1/4 de taza de agua

Opcional decorar con glacé

1 clara, jugo de 1 limón
Azúcar en polvo cernida hasta encontrar la textura

Preparación:

En un bowl grande poner los huevos y mezclarlos con la chancaca y azúcar por unos minutos usando un batidor de mano.

Agregar el aceite vegetal y mezclar simplemente.

Echar la zanahoria y mezclar. Cernir los ingredientes secos 3 veces y agregarlos a la mezcla anterior y las peras ya acarameladas y frías.

Poner en los moldes y hornear a 180°C. El tiempo depende del tamaño del molde, aproximadamente 30 minutos.

Peras acarameladas

Hacer un caramelo dorado claro con el azúcar, esto se hace derritiendo el azúcar y mover la sartén por el mango para que se derrita y cuando está dorada claro, se echa la mantequilla y se mezcla con cuchara de palo.

Agregar la peras, revolver bien, que se acaramelen y echar canela, un poquito de agua y que se cocinen por 5 minutos.

Colar para separar el líquido y enfriar bien. Reservar el líquido.

Peso de masa molde mini: 360 gramos

Peso de masa molde grande: 980 gramos

Si se prepara el glacé, se mezcla la clara co el jugo de limón y se le va echando el azúcar en polvo cernida hasta encontrar una textura que no sea muy espesa ni muy líquida y se bañan los quequitos fríos y sobre una rejilla y debajo una lata de hornear bien limpia para poder recojer el glacé que cae.

Dejar que el glacé seque muy bien antes de poder envolver el queque en papel de seda o meterlo en bolsita. Que el grosor del glacé no sea muy ancho ya que se demoraría mucho en secar. Si se quiere decorar con frutos secos encima, esperar a que se seque ligeramente, no por completo porque el glacé se agrieta.

Añade tu comentario